MENU

¿Porqué una bici de Gravel?.

¿Porqué una bici de Gravel?.

La “hermana mayor” de la bicicleta de Gravel es la bicicleta  de carretera convencional, de las diseñadas para ir rápido, subir puertos y hacer rutas largas. Las diferencias comienzan a aparecer cuando hablamos de Geometría. Por su amplio rango de uso, La bicicleta de graben tiende a ser más larga entre ejes que la bici de carretera y más corta de tubo superior. Con ello, conseguimos una muy buena estabilidad a Alta velocidad en senderos, y una postura más erguida lo que nos permitirá hacer kilómetros sin fatiga postural.

Esta característica de tubo superior más corto también nos va a permitir tener un mejor control de la bici tanto por la visión más erguida, como por el reparto de pesos que incide menos en la rueda delantera.

Asimismo, el ángulo de la dirección tiende a ser más relajado, proporcionándonos más confianza bajando y a alta velocidad en zonas complicadas.

Otras características diferenciadoras con la bici de carretera es el montaje de llantas más anchas, en las que se pueden poner cubiertas de más hasta 42mm, frenos de disco y desarrollos más propios de bici de montaña.

Nos vamos a encontrar en el mercado con bicicletas de 700c o 650b (27”). La diferencia fundamental entre unas y otras es que la de 700c nos va a permitir un uso más veloz, más parecido a la bici de carretera; y la de 650b será una bici para recorridos más técnicos, dotándonos de mayor agilidad, tracción, comodidad y resistencia en zonas rotas. En algunos casos podremos cambiar el tamaño de ruedas en nuestra bici sin ningún problema.

Con respecto al montaje mecánico, los desarrollos pueden ir desde un 11-36 si vamos a utilizarla por sitios si mucha pendiente, hasta un 11-50 si lo que queremos es hacer rutas montañosas. Las opciones entre doble plato o mono plato también deberemos elegirlas en función del uso que vayamos hacer. La opción de monoplato es más ligera, con menos inconvenientes mecánicos, tanto en marcha como en su mantenimiento, pero nos limita el rango de desarrollos; por ello deberemos escoger muy bien el dentado del plato, en función de los lugares por donde vayamos a montar. La opción más habitual es un plato entre 38 y 40 dientes; en el caso de transmisiones de doble plato un buen desarrollo sería 48/32.

Otra característica diferenciadora son los manillares: son similares a los de las bicicletas de carretera, pero la curva de abajo es mucho más abierta para poder maniobrar mejor en terrenos especialmente difíciles.

fondo 

Principalmente, todo esto interviene para que la bicicleta de Gravel sea más rápida y ligera que una MTB, y más cómoda y manejable que una bicicleta de carretera. Por eso el terreno ideal para sacar el máximo partido a este tipo de bicicletas son los caminos y carreteras en mal estado por las que no te atreves a meter tu bicicleta de carretera con ruedas de carbono, o las rutas que tu quieras por carreteras y caminos sin coches.

Quizás esta sea la gran ventaja del Gravel. Que te permite salir de la ciudad sin tener que pasar obligatoriamente por carreteras atestadas de coches. Puedes salir de casa con una bici cómoda, que se adapta a la ciudad como una híbrida, rodar varios kilómetros por caminos y después elegir carreteras sin tráfico y retornar a la tierra cuando te apetezca y todo con la misma bicicleta.

 

En próximos artículos profundizaremos en la técnica de la bicicleta de Gravel.